Búsqueda personalizada

INFORMATE Y FORMATE

EN EL ARTE DE GOBERNAR

http://www.somosvivalau.com/noticias/rectora-de-la-ucv-hizo-un-llamado-a-la-reflexion-para-que-cese-la-violencia/

PROYECTO ERRADICACIÓN DE LA DELINCUENCIA ADAPTADA A VENEZUELA... PRÓXIMAMENTE EN NUESTRA PÁGINA

APOCALIPSIS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Apocalipsis: La Segunda Guerra Mundial Material fílmico no clasificado, a color y restaurado nos muestra la Segunda Guerra Mundial como nunca antes se había visto. Apocalipsis relata este descomunal conflicto a través del trágico destino de quienes fueron a la guerra (soldados), quienes la sufrieron (civiles) y quienes la dirigieron (líderes militares y políticos). Esta "horrible aunque familiar" guerra fue la responsable de la muerte de 50 millones de hombres y mujeres en todo el mundo - y la primera en la historia en cobrarse tanto víctimas civiles como bajas militares.
APOCALIPSIS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
APOCALIPSIS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

VIDEOS 
ARCHIVOS PERDIDOS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Sobre la Serie
 

Archivos perdidos de la IIGM es el primer documental en color full HD sobre la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una selección de entre miles de horas de metraje a color rescatado de sótanos y archivos de medio mundo y que cambiará la forma de ver este conflicto decisivo. A través de material inédito para la mayor parte del público (convertido a HD de extraordinaria nitidez), el espectador experimentará la guerra como si realmente estuviera allí, envuelto en imágenes y sonidos auténticos del campo de batalla. Mientras tanto conocerá a un diverso grupo de soldados cuyos diarios de guerra mostrarán de forma descarnada cómo fue realmente el conflicto. 

 

LAS CIENCIAS POLITICAS

I. CIENCIA POLÍTICA EN SENTIDO AMPLIO Y EN SENTIDO ESTRICTO

La expresión ciencia política puede ser usada en un sentido amplio y no técnico para denotar cualquier estudio de los fenómenos y de las estructuras políticas, conducido con sistematicidad y con rigor, apoyado en un amplio y agudo examen de los hechos, expuesto con argumentos racionales. En esta acepción el término "ciencia" es adoptado en su significado tradicional como opuesto a "opinión" donde "ocuparse científicamente de política" significa no abandonarse a la creencia del vulgo, no lanzar juicios sobre la base de datos no atinados, remitirse a la prueba de los hechos.

En un sentido más estricto y por lo tanto más técnico en cuanto cubre un área bastante bien delimitada de estudios especializados y en parte institucionalizados, con cultores vinculados entre sí y que se reconocen "politólogos", y desde un enfoque neopositivista, la expresión indica una orientación de los estudios que se propone aplicar, en la medida de lo posible, el análisis del fenómeno político según la metodología de la ciencia empírica más desarrollada, como en el caso de la física, de la biología, etc. Cuando hoy se habla de desarrollo de la ciencia política se hace referencia a las tentativas orientadas, con mayor o menor éxito pero que intentan obtener una gradual acumulación de resultados, a promover el estudio de la política hasta alcanzar el nivel de ciencia empírica.

En este sentido la ciencia política se distingue cada vez más de toda búsqueda orientada a describir y comprender aquello con posibilidades de prescribir lo que debe ser. Consecuentemente, se separa así de lo que se entiende por filosofía política.

Esta distinción -sin embargo- no resulta simple en términos de aplicación. Es que en lo que respecta al campo de los clásicos del pensamiento político es muy difícil delimitar una frontera entre lo que pertenece a la ciencia política y lo que pertenece a la filosofía política. Vale la pena recordar que por filosofía política se entiende al estudio orientado deontológicamente, tanto en las construcciones racionales de la república ideal, que han dado vida al filón de la "utopía", como a las idealizaciones o racionalizaciones de un tipo de régimen posible o ya existente, característico de la obra de clásicos como Hobbes, Locke, Rousseau, Kant, Hegel, etc.

Sin embargo, para esta visión crítica es posible encontrar una objeción: no está dicho que los ideales hayan sido, en la historia de los cambios políticos, menos "operativos" que los consejos de los "ingenieros" sociales.

II. CARACTERES DE LA CIENCIA POLÍTICA CONTEMPORÁNEA

La constitución de la ciencia política en ciencia empírica en tanto empresa colectiva y acumulativa es reciente, pudiendo ser consideradas obras de ciencia política obraas clásicas como las de Aristóteles, Maquiavelo, Tocqueville, en la medida que ellas tienden a la formulación de tipologías, de generalizaciones, de teorías generales, de leyes, todas éstas relativas a los fenómenos políticos, fundadas en el estudio de la historia, o sea sobre análisis factuales.

La ciencia política como disciplina y como institución nace en la segunda mitad del siglo pasado: ella representa un momento y una determinación específica del desarrollo de las ciencias sociales, que ha caracterizado precisamente el progreso científico del siglo XIX y ha tenido sus expresiones más relevantes e influyentes en el positivismo de Saint Simon y Comte, en el marxismo y en el darwinismo social. En cuanto momento y determinación específica del desarrollo de las ciencias sociales, el nacimiento de la ciencia política moderna se produce a través de la separación de los estudios políticos respecto de la matriz tradicional del derecho.

En el siglo XX el desarrollo de la ciencia política sigue de cerca la suerte de las ciencias sociales y soporta su influjo ya sea porque utiliza el modo de aproximarse al análisis del fenómeno político (o approach) o bien porque hace suyo el uso de ciertas técnicas de investigación. El país en el cual la ciencia política como ciencia empírica ha sido cultivada con mayor intensidad, Estados Unidos, ha sido justamente el lugar en el que las ciencias sociales han tenido en los últimos años un mayor desarrollo. En ello se advierte un pasaje al punto de vista "conductista" según el cual el elemento simple que debe presidir todo estudio de la política que pretenda hacer un legítimo y fecundo uso de la metodología de las ciencias empíricas es el comportamiento de los individuos y de los grupos que actúan políticamente, como por ejemplo el voto, la participación en la vida de un partido, la búsqueda de una clientela electoral, la formación del proceso de decisión a los más diversos niveles, etc. Respecto de la técnica de investigación se produce un pasaje también decisivo del uso exclusivo de la recolección de datos de la documentación histórica, al empleo cada vez más frecuente de la investigación por sondeo o por entrevista, asociado al conductismo en general y a la sociología en particular, con lo cual se evidencia un marcado crecimiento del uso de métodos cuantitativos.

III. SUS CONDICIONES DE DESARROLLO

En confrontación con los estudios políticos del pasado el estado presente de la ciencia política se caracteriza por la disponibilidad de un número de datos incomparablemente mayor que aquellos de los cuales podían hacer uso los estudiosos del pasado. Karl Deutsch enumera nueve especies de datos desarrollados por los politólogos en los últimos años o puestos a su disposición: 1) sobre elites; 2) sobre las opiniones de las masas; 3) sobre el comportamiento del voto de los electores y de los miembros del parlamento; 4) los llamados datos agregados obtenidos a través de estadísticas relevantes para el estudio de los fenómenos políticos; 5) datos históricos; 6) datos producidos por otras ciencias sociales sobre las condiciones y los efectos de las comunicaciones; 7) datos secundarios derivados de nuevos procedimientos analíticos; 8) matemáticos y 9) estadísticos y de programas de computadoras. Para darse cuenta de la real entidad de los nuevos datos a disposición actual de los politólogos, cabe destacar que éstos, a su vez, pueden ser discriminados por países. En otra palabras: la ampliación intensiva de los datos se realiza simultáneamente con la ampliación extensiva.

Este rápido crecimiento extensivo es lo que permite un fuerte desarrollo del análisis comparativo entre regímenes de los más diversos países, favoreciéndose los estudios de política comparada. Aunque en rigor de verdad la política comparada no es un novedad (Aristóteles es considerado el padre del análisis comparativo), lo que sí resulta novedoso es la cantidad de datos a disposición. No obstante, la excesiva fe depositada en este particular método de investigación significa una subestimación de otros métodos cuya ingerencia -a la hora de establecer una investigación científica- no puede ser entendida como menor. En este sentido, la política comparada erigida como una suerte de "método monopólico", a expensas del método experimental, el método histórico, y el método estadístico, niega el hecho de que la política comparada no sólo no tiene la exclusividad de la comparación (en el sentido que los politólogos comparatistas intentan imprimir a la investigación) sino que tampoco se identifica con ella (en el sentido de que los politólogos comparatistas hacen solamente comparaciones).

IV. LAS PRINCIPALES OPERACIONES DE LA CIENCIA POLÍTICA


La creciente acumulación y diversidad de datos permite a la ciencia política contemporánea proceder con mayor rigor en el cumplimiento de las operaciones y en el logro de los resultados que son propios de la ciencia empírica: clasificación (Weber y la tripartición de las formas de poder legítimo); formulación de generalizaciones y consecuente formación de conceptos generales (la formulación del concepto de poder); determinación de leyes, al menos leyes estadísticas o probabilísticas (como la hipótesis de que a un estadio de desarrollo económico-social corresponde un determinado estadio de desarrollo político), de tendencia (Marx y Engels con su enunciado de la gradual extinción del estado en el llamado "estado de transición"), de regularidad o uniformidad (teoría de las elites, y que a partir de Michels se elevó a ley: "ley de hierro de la oligarquía" ), elaboración (o propuesta) de teoría (Easton, Almond y la noción de sistema político).

V. EXPLICACIONES Y PREVISIONES

A través de esta serie de operaciones que van desde la clasificación a la formulación de generalizaciones, de uniformidad, de leyes de tendencia y de teoría -operaciones que la acumulación creciente de datos torna siempre más fecunda pero en general más difícil-, la ciencia política persigue su objetivo, que es el propio de toda búsqueda que ambiciona el reconocimiento del estatus de ciencia (empírica), esto es de explicar y no solamente describir los fenómenos que tiene por objeto. Esta evolución, de alguna manera, ha puesto en crisis al tipo de explicación predominante fundado en la búsqueda de uno o pocos "factores", alentando a los investigadores a tener en cuenta una notable pluralidad de variables significativas, cuyas interrelaciones pueden ser analizadas confiando en el cálculo estadístico. Las explicaciones tradicionales son refutadas por su carácter simplista en la medida que no tienen en cuenta la multiplicidad de factores que interactúan, pero, precisamente como consecuencia de esta reconocida multiplicidad, el proceso explicativo deviene siempre más complejo y sus resultados aparecen al menos hasta ahora siempre más inciertos.

El proceso de explicación está estrechamente conectado con el de previsión, aunque sea posible una explicación que no permita la previsión y una previsión no fundada en una explicación: se explica generalmente para prever. La previsión es el principal objetivo práctico de la ciencia (así como la explicación es el principal objetivo teórico). Desgraciadamente, cuando el proceso de explicación es incompleto no se puede hablar de previsión científica sino en el mejor de los casos de conjetura o, peor aún, de profecía. Se puede añadir que en las ciencias sociales, que tienen por objeto comportamientos humanos, es decir un ser que es capaz de reacciones emotivas y de elecciones racionales, se verifica el doble fenómeno bien conocido de la previsión que se autodestruye (profecía verdadera que no se realiza) o que se autosatisface (profecía falsa que se realiza).

VI. DIFICULTADES PROPIAS DE LA CIENCIA POLÍTICA


En lo que respecta a la clasificación de la ciencia con base en la complejidad creciente, la ciencia política se encuentra ante profundas dificultades: en cuanto el sistema político es un subsistema respecto del sistema social general, la ciencia política presupone la ciencia general de la sociedad (un partido política, antes de ser una asociación política, es una asociación); en cuanto que el subsistema político tiene la función primaria de permitir la estabilización y el desarrollo de un determinado subsistema económico, y la coexistencia o integración del subsistema económico con determinados subsistemas culturales, la ciencia política no puede prescindir de la ciencia económica mientras que ésta sí puede desechar a aquella; tampoco puede prescindir de los subsistemas culturales (considérese la importancia que tiene para los estudios de política, por ejemplo, el problema de los "intelectuales" y de las ideologías).

La ciencia política es además una disciplina histórica, o sea una forma de saber cuyo objeto se desarrolla en el tiempo y está en continua transformación: lo que hace imposible de hecho la experimentación (no se puede reproducir una revuelta de campesinos).

En fin, la ciencia política, en cuanto ciencia del hombre, del comportamiento humano, tiene en común con todas las otras ciencias humanas dificultades específicas que derivan de algunas características de la acción humana, de las cuales tres son particularmente relevantes: a) el hombre es un animal teleológico que cumple acciones y se sirve de cosas útiles para el logro de fines no siempre declarados y frecuentemente inconscientes: se puede asignar un significado a la acción humana sólo si se logra conocer el fin, de donde la importancia que tiene en el estudio de la acción humana el conocimiento de las motivaciones (ninguna ciencia social, y por lo tanto, tampoco la ciencia política, puede prescindir del aporte de la psicología); el hombre es un animal simbólico que se comunica con sus semejantes mediante símbolos (el más importante de los cuales es el lenguaje): el conocimiento del hacer humano requiere el desciframiento e interpretación de estos símbolos, cuyo significado es casi siempre incierto, a veces ignoto y reconstructible sólo por conjeturas (las lenguas muertas o primitivas); c) el hombre es un animal ideológico, que se sirve de valores vigentes en el sistema cultural en que está inserto para racionalizar su propio comportamiento, que hace uso de motivaciones distintas de las reales a los efectos de justificarse o de obtener consenso, y de allí la importancia que asume en la investigación social y política la tarea de develamiento de lo que está oculto, esto es el análisis y al crítica de la ideología.

VII. EL PROBLEMA DE LA AVALORACIÓN

Si una forma de saber está más cercana al ideal-límite de la cientificidad cuanto más logra eliminar la intrusión de juicios de valor (la llamada "avaloración"), la ciencia política está ciertamente entre aquellas ciencias en que la avaloración se presenta como más difícil de lograr. Cuando se habla de avaloración no se hace referencia ni a la valoración que preside la elección del argumento por estudiar (elección que puede depender muy bien de una preferencia política) ni la valoración que el investigador puede sacar de los resultados de la investigación a los fines de reforzar o debilitar un determinado programa político (en eso consiste la función crítica o prescriptiva a la que la ciencia política no puede renunciar). Se hace aquí referencia a la suspensión de los propios juicios de valor durante la investigación para evitar de esa manera ser influida y perder objetividad. Es necesario tener siempre presente la distinción entre la ciencia como operación humana social, que en cuanto tal es asumida y utilizada para objetivos sociales, y los procedimientos prescritos para el mejor cumplimiento de esta operación, entre los cuales ocupa un puesto importante la abstención de juicios de valor. La avaloración, que es garantía de objetividad (sólo el carácter de objetividad asegura a la ciencia su característica función social), es perfectamente compatible con el compromiso ético y político respecto del argumento previamente elegido o de los resultados de la investigación, que garantiza la relevancia de la empresa científica. El peligro de que una investigación en la que el investigador está demasiado empeñado carezca de objetividad no es menos grave que el peligro inverso, esto es que una investigación perfectamente objetiva carezca de relevancia. Es realmente deplorable la confusión entre objetividad e indiferencia: la objetividad es un requisito esencial de la ciencia; la indiferencia es una actitud -no provechosa para la buena investigación científica- del hombre de ciencia.

En consecuencia, la tarea más urgente y al mismo tiempo más comprometida en lo que respecta a esta fase de la ciencia política es la de someter a análisis y, eventualmente, de poner en cuestión la propia ideología, examinando su significado histórico y actual, y poniendo de relieve los límites y sus condiciones de práctica.

Referencia: BOBBIO, Norberto; MATTEUCCI, Nicola y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política. Editorial Siglo Veintiuno Editores. Décima edición en español. México. 1997.

http://www.ciudadpolitica.com/modules/wordbook/entry.php?entryID=260

 

 

LA POLITICA

 

Relación con el ejercicio del poder, viene del griego "polis" o ciudad. Hoy por hoy, la única manera de ejercer poder y de gobernar los designios de los países, es por medio de la política (en cuanto a naciones democráticas).

La política, es la fuerza que mueve las naciones. Ya que todas las circunstancias o decisiones importantes, pasan por una movida política. Y es que todo gobierno democrático, depende de la política, para poder ejercer autoridad y tomar decisiones en pro de los ciudadanos.

Como se mencionó, la política tiene relación con el ejercicio del poder, el cual, debe conllevar el bien común de las personas. Ya que la política, es una rama más de la ética. La cual se estudia, para enderezar los actos humanos. Para poder discernir entre lo que es correcto y lo que no lo es. Es por lo mismo, que la política, pertenece al rango de estudio de la ética. Ya que la política, se realiza mediante actos humanos, libres y voluntarios. Y al ser parte de las ramas filosóficas, la política debe de tener un fin último. Y este según Tomás de Aquino, es el bien común. Distinto al bien público. Ya que el bien común, busca el bien del todo y de cada todo. Esto, ya que al ser humano, se le considera un ser intrínsecamente digno. Por ende, se le debe considerar como un universo en sí o un todo. Y al estar la sociedad compuesta de diversos todos, pues bien, la política busca el bien de todos esos todos, en un todo que es la sociedad.

Los padres de la política, son los griegos, y la cuna de la misma es la ciudad de Atenas. Ya en el siglo V a.d., los griegos practicaban la política. Donde el régimen imperante, era la democracia plena. O sea, el pueble, era quien manejaba los hilos de la nación. Es por ello que se crearon las Acrópolis, o ciudadelas, donde las personas del pueblo, tomaban en votación directa, las decisiones concernientes a la administración de la ciudad. Practica, que se fue desarrollando de manera paulatina, hasta que los romanos, tomaron como régimen, las repúblicas. Sociedad democrática, si se le quiere decir, en la cual participaba el pueblo, bajo la representación de los senadores del pueblo. Quienes velaban por la toma de decisiones, con respecto a todo concerniente a la administración de Roma.

En la política, siempre se debe de velar, por el bien común. El bien del todo. Por lo mismo, es que los medios a utilizar en la política, son fundamentales. Ya que no pueden estar viciados. No da lo mismo, el tipo de medio que se utiliza en política, para llegar al fin. No se debe de pensar en la política, como la concepción de Maquiavelo. O sea, el fin justifica los medios. En política, aquella consigna no puede o no debe operar. Ya que si los medios para llegar a l fin, son intrínsecamente malos, pues bien, el fin por más bueno que sea, se encontrará viciado. Por lo mismo, las autoridades electas, deben ser escogidas por tener una trayectoria recta, dentro de la política. Deben ser personas a las cuales se les pude imitar, por el resto de la sociedad. Una muestra de rectitud y decencia frente al la ciudadanía. De otra manera, con personas o autoridades corruptas, que vician los medios y que ejercen de manera incorrecta la potestad que les ha entregado el pueblo, el camino seguro, será a una corrupción generalizada del fin de la política. No existirá bien común, sino que bien para algunos, para aquellos cercanos a esas autoridades.

Es así, como al menos se entiende la política en las naciones democráticas. Ya que la democracia, es el gobierno del pueblo. O sea, los ciudadanos eligen de manera constante a las autoridades, que los van a representar. Pero esa representatividad, es en beneficio de los electores y no de mutuo propio. Es por lo mismo, que en la política, se debe de estar informado y al tanto, de esta misma en cuanto a todas sus aristas.

Ahora, los llamados a ejercer la política, son los partidos políticos. Grupos organizados de personas, que buscan por medio de la legalidad, ejercer el poder en un país. Por ende, son estos partidos políticos, que ejercen la política, los llamados a ofrecer las diversas autoridades, que el pueblo irá a escoger, para que los represente. Y son estas autoridades, especialmente las del gobierno ejecutivo, quienes ostentarán, el uso de la fuerza legítima, ya que ha sido el pueblo, quienes con su votación, les ha entregado el uso de la misma. Por ello es que se dice, que el gobierno, utiliza la fuerza legítima, ya que está legitimada por el pueblo, mediante las elecciones.

http://www.misrespuestas.com/que-es-la-politica.html

 

 

 


1. ¿QUÉ ES POLÍTICA?

La política es una rama de la moral, que se ocupa de la actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por hombres libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva, es un quehacer ordenado al bien común. Algunos autores presentan al uso legitimo de la fuerza, como la característica principal de la política. Siguiendo con esta definición la política es el ejercicio del poder que busca un fin trascendente. Esta promueve la participación ciudadana y que posee la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para promover el bien común.

2. CINCO RAZONES PARA PARTICIPAR EN POLÍTICA

a) Es expresión de amor al prójimo, el apoliticismo es simplemente egoísmo.

b) El exigir derechos en una comunidad trae consigo el cumplir deberes, siendo la política una herramienta para el cumplimiento de dichos deberes.

c) Estar informado de los asuntos públicos es un prerrequisito para evitar que exista un mal gobierno, para que este tome acciones por el interés de todos, para que entregue justicia y un futuro común.

d) Si queremos más y mejores servicios públicos y un mejor nivel de vida, debemos participar en política para que nuestras necesidades sean realmente satisfechas y exista un control efectivo del cumplimiento de las acciones que buscan su satisfacción.

e) La persona al nacer en comunidad, necesita desarrollarse integralmente, una de las formas de desarrollarse tanto en su individualidad como en su faceta comunitaria es a través del servicio público expresada en la acción política.

3. ¿CUÁLES SON LOS FINES Y LOS MEDIOS EN POLÍTICA?

Los medios deben ser adecuados a los fines, en toda política que busque la construcción de una sociedad plenamente humana, si los medios no son adecuados a los fines la sociedad que se construirá será en contra del hombre. El aplicar medios malos, aunque sea para un fin bueno, es un error y pervierte ese fin. Los fines y medios en política deben velar por la justa y clara utilización del poder sin favorecer los intereses personales de quien lo administra.

4. ¿QUÉ ES LA DEMOCRACIA?

Según Lincoln es el Gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. La palabra democracia significa 'gobierno del pueblo". Una democracia es un sistema en el cual el pueblo puede cambiar sus gobernantes de una manera pacífica y al gobierno se le concede el derecho a gobernar porque así lo quiere el pueblo. La democracia es el sistema político que garantiza elecciones libres, abiertas y transparentes. En este sistema político gobierna la mayoría con respeto a las minorías. El poder emana desde el pueblo, por lo que los gobernantes se deben a ellos. El titular del poder político sigue siendo el pueblo, quien mediante elecciones, elige sus representantes entre diversas opciones ideológicas. En síntesis es un sistema que busca, promueve y vela por la mayor o completa representatividad del pueblo.

5. ¿POR QUÉ LA DEMOCRACIA ES EL MEJOR SISTEMA?

Porque la democracia es la única que asegura la participación de todos, asegura los derechos humanos de una forma muy eficaz y el pluralismo. Acepta también la disidencia y es la forma pacifica de resolver controversias. Mediante ella el acceso al poder. Esta favorece las mayorías y permite una mayor participación de las personas en el país, haciéndolas parte del gobierno y propuestas del país, sin dejar de lado los intereses de los grupos o sectores mas pequeños

6. ¿QUÉ SON LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y POR QUE SON NECESARIOS?

Es una comunidad política que se une en torno a una concepción de la sociedad y de la persona y del desarrollo de esta, que busca difundir sus ideas, buscando para ello el poder, para así influir en el rumbo de la historia de un pueblo. Busca articular intereses diversos en torno a una ideología, y representar a la población mediante su programa. Los partidos políticos constituyen unidades organizativas a las que se les reconoce el derecho de participar en un proceso de elección política por medio de la presentación de candidatos y programas de acción o gobierno Son importantes para el funcionamiento del sistema democrático, ya que al buscar el interés de la sociedad en general, permiten el intercambio de ideas y soluciones para el mejoramiento social. Al participar un partido político en el sistema democrático, legitima que el uso exclusivo de la fuerza pertenece a la autoridad política y a quien el pueblo haya designado en aquellas funciones. Con esto el partido político se somete a elecciones democráticas donde se le garantiza ser respetado como mayoría o minoría.

7. ¿EN QUE SE DIFERENCIAN DE LOS MOVIMIENTOS?

Los movimientos son grupos de presión que intentan influir en las decisiones que tomen los gobiernos, para que estos actúen de la forma que los grupos de presión consideran la mejor, en cambio el partido político busca alcanzar en poder para desarrollar su programa, y de esta forma representar a la sociedad en general. Los movimientos son grupos de personas que se unen a causa de convergencias sociales o políticas, explícitamente estos se originan debido a una desesperanza colectiva que no se siente representada por algún tipo de partido político o gobierno, por lo cual recurren a la propia organización ciudadana para fundar sus bases. Las alternativas o propuestas que son levantadas por los movimientos ciudadanos se convierten en su principal identidad, sin la necesidad de plasmar un ideario completo.

8. ¿QUE ES EL PODER?

Es un medio mediante el cual se busca el bien común, influyendo o representando a las personas que componen una comunidad, el poder no es un fin en si mismo, si no que es una herramienta al servicio del hombre para conducir mediante las políticas públicas el destino de una sociedad, pueblo o nación. El poder es en definitiva el medio que una comunidad ha legitimado para alcanzar acuerdos y decisiones colectivas, que influyen en cada miembro de esa comunidad. Existe también el poder político que es aquella forma de poder que deriva de un ordenamiento político. Como el voto de un ciudadano, y la autoridad de un gobernante constituyen formas de poder en cuanto exista algúna institución u organización política que las sustente y les de sentido.

9. ¿QUÉ ES ESTADO Y MERCADO, Y EN QUE ASPECTO E VINCULAN?

El Estado es una comunidad de comunidades. El mercado es una forma de asignación de los recursos. El mercado al no ser una forma de asignación perfecto, el Estado como encargado de velar por el bienestar de las personas que forman su seno debe buscar la igualdad de oportunidades y una justa distribución de la riqueza a través de la planificación y las políticas públicas, corrigiendo las deficiencias del mercado y propiciando su buen y transparente funcionamiento, resguardando siempre la libre iniciativa, y competencia, evitando los monopolios y buscando el desarrollo individual pero siempre resguardando el equilibrio necesario con el bien de la colectividad.

10. ¿QUÉ SIGNIFICA SER CIUDADANOS?

Un ciudadano es un miembro de una comunidad política. La condición de miembro de dicha comunidad se conoce como ciudadanía, y conlleva una serie de deberes y una serie de derechos, de los cuales los más importantes son los derechos de participación política, el principal de ellos el derecho al voto, que es la seña de identidad de las modernas democracias representativas predominantes en el mundo occidental. Alberto Precht Claudio Perez Claudia Ramos Vlado Mirosevic.

http://www.atinachile.cl/node/4470

 

 

Registration powered by Eventbrite
CONFERENCISTAS

Carmen Beatriz Fernandez

Contacto

CARMEN BEATRIZ FERNÁNDEZ (Venezuela)

Carmen Beatriz Fernández es Urbanista (USB) con maestría en Administración de Empresas (IESA) y maestría en Campañas Electorales (University of Florida). Desde 1997 dirige @DataStrategia y coordina el portal político iberoamericano e-lecciones.net.

Con experticia profesional concentrada en actividades vinculadas a mediciones de opinión pública, campañas políticas y nuevas tecnologías, ha sido jefe de campaña a niveles local y regional, así como consultora en nuevas tecnologías y estrategia general a nivel presidencial en más de treinta campañas exitosas en diferentes países. Recientemente sus trabajos en ciberpolítica la hicieron merecedora del Aristotle Excellence Award 2010, siendo parte del "Global Dream Team" que reconoce a los mejores consultores políticos del mundo.

En los años 2000 y 2001 fue fundadora y directora ejecutiva de la Fundación Justicia y Democracia, vinculada al partido Primero Justicia en Venezuela. Durante el 2002-03 fue contratada por la Fundación Jaime Vera (partido Psoe – España) para programar y conducir cursos a la militancia sobre "El Internet y las nuevas tecnologías para la comunicación política".
Es autora del libro "Ciberpolítica" (Buenos Aires 2008) coautora del libro "Marketing Político: Herramientas para ganar elecciones" (Caracas 2003) y de "Secretos de Marketing Político" (El Nacional, Caracas 2010).

Participó como coautora en tres CDs multimedia producidos por el Programa de Medios de Comunicación y Democracia en América Latina: "Marketing Político" (Buenos Aires 2001), "Capacitando Candidatos" (Buenos Aires 2003) y "Comunicación Política" (Lima, 2005), abarcando temas sobre las aplicaciones prácticas de tecnologías de información. Es profesora del IESA en Introducción al Marketing Político y del MAICOP de la Universidad de Salamanca en España en Ciberpolítica.

Búsqueda personalizada
teliad - el mercado para los enlaces de texto
Compartir